Neumonía


Es  la  inflamación del parénquima  pulmonar. La  mayoría de  los  casos  se  produce  por  microorganismos, pero existen varias  causas no  infecciosa, como la  aspiración de alimento o acido gástrico, de  cuerpo extraños, hidrocarburo  y de  sustancias  lipoideas; las  reacciones de hipersensibilidad y neumonitis inducidas   por  fármacos.

Las  infecciones  en  los  neonatos y  en  pacientes  inmunodeprimidos son  distintas  ala que  afectan a lactantes  y  niños  normales.

 Etiología.
puede llamar  la  atención  la  rigidez  de  la  nuca, en ausencia de  meningitis, sobre  todo en  caso de afectación del  lóbulo superior derecho.

  Los síntomas descritos en el adulto con neumonía por neumococo,  también  pueden  aparecer  en  niños  mayores,  pero nunca  suelen  observarse  en  lactantes  ni en  niños  pequeños.

En  los  lactantes  se  puede  producir  un  pródromo de infección respiratoria alta con disminución del  apetito, antes de  que  aparezca  la  fiebre, la inquietud,  la  ansiedad y  la dificulta respiratoria.

Quejido, aleteo nasal y retracción inter y subcostal o supraclaviculares,  taquicardia, taquipnea, disnea y con frecuencia, cianosis.

En  el  lactante muy  pequeño puede  haber escasos hallazgos. Pero en  otros  lactantes con  neumonía  bacteriana  sufren  síntomas digestivos como, vomitas,  diarrea, anorexia  y distención  abdominal secundaria  a  íleon paralitico.

Diagnostico.
La  radiografía  de  tórax  confirma el diagnostico y  puede  poner  de  manifiesto, derrame  pleural y empiema.
La  neumonía  viral  se caracteriza  por una  hiperinsuflacion  con   infiltrados intersticiales bilaterales  y manguitos  peris bronquiales.

La neumonía por neumococo causa consolidación lobular  confluyente, aunque el  aspecto  radiológico no es  diagnostico,  deben  valorarse  otras características clínicas.

Leucocitos en neumonía viral: normal o altos, pero en  general no  supera las 20,000 c/ mm3. Predominan  los  linfocitos.

Leucocitos en neumonía  bacteriana: 15,000-40,000 c/mm3. Predominan  los  granulocitos. 

El  diagnostico definitivo  de  la  infección  viral se  basa  en  las  detención del  virus o de sus  antígenos en  la secreciones  respiratoria.

El  diagnostico  definitivo de  una  infección  bacteriana  se hace  por  aislamiento del  germen  en la  sangre,  en el derrame pleural o en el  pulmón.

El  cultivo de  esputo  no sirve  para  diagnostico de  neumonía en  niños.

Los  hemocultivo son positivos en el 10-30% de los niños con neumonía neumococica.

En  la neumonía  por  estreptococos de  grupo A, se  usan  los  títulos  de  antiestreptolisina (ASLO).

Complicaciones.
 Derrame  pleural,  empiema y pericarditis.

Si  la  infección se  disemina  por  vía hematológica  se  puede  complicar  con meningitis, artritis  supurativa u osteomielitis.  
Las  casas  mas  frecuente  de  empiema son,  s.aureus, s.pneumoniae.

El  tratamiento del empiema depende del estadio ( exudativo, fibropurulento o en fase de  organización). La  ecografia  y  la tc resultan ultiles  para determinar dicho estadio. El  tratamiento  incluye antibioterapia, toracostomia y drenaje  con tubo de  pecho.

Otros  posibles  tratamiento son  los fibrinoliticos  y  una toracoscopia  seletiva  para  desbridar,  lisar  las  aherencia y drenar areas de  pus organizadas.

El diagnostico  y el tratamientos  precoces  pueden  evitar la  toracostomia y el desbridamiento abierto. 



Bibliografía.
Nelson tratado de  pediatría 17.a Edición.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta algo.

Traductor

Compártelo con tus amigos

Buscar